Si no puede ver correctamente este mail, haga clic aquí

cabecera

BOLETIN SETS 2º CUATRIMESTRE

EDITORIAL: EL FIN DE LA CALIDAD (TAL Y COMO LA CONOCEMOS)

La pandemia del SIDA obligó a la cadena transfusional a adaptarse a una nueva forma de funcionamiento. No es que previamente se trabaja sin normas ni método, pero es cierto que el funcionamiento era menos estricto en muchos aspectos. Por expresarlo coloquialmente, las cosas eran a veces “de andar por casa”.

Todo esto cambió con el SIDA. Nos dimos cuenta de que, si queríamos superar aquella pandemia y adaptarnos a los nuevos tiempos, era necesario poner en marcha sistemas de gestión reconocibles y probados en otros ámbitos. Así, siguiendo el modelo de los países europeos, nos pusimos en marcha para implantar la norma ISO 9000 sobre de Sistemas De Gestión de la Calidad.

Y no sólo eso. En una enumeración somera de lo que se hizo durante la década entre 1993 y 2003, se pusieron en marcha Centros Regionales de Transfusión (con frecuencia segregándolos de los hospitales), se multiplicaron los Bancos de Tejidos, se implantaron técnicas serológicas y moleculares para la detección de virus, se normalizó el fraccionamiento de todos los productos, así como la inactivación vírica del plasma y se implantaron los sistemas de desleucocitación universal. Paralelamente se hizo un esfuerzo importante de captación de donantes, consiguiendo la ansiada suficiencia en productos celulares, y se abordó la informatización de la actividad transfusional.

Todo esto conllevó un esfuerzo financiero importante, pero sobre todo un trabajo titánico de organización, planificación, formación del personal y gestión técnica… Mucho de lo que se hizo lo seguimos disfrutando ahora, y en gran parte se pudo hacer gracias a la aplicación de ISO en todas las actividades. Probablemente, nadie podría o sabría trabajar ya sin la mentalidad ISO. Es cierto que el Comité de Acreditación de la Transfusión amplió su actividad, pero es de destacar el impulso facilitador que recibió CAT de ISO.

Se ha hecho mucho y bien, pero no podemos olvidar que los que emprendimos el camino tenemos la responsabilidad de mirar para atrás para poder luego mirar hacia delante. En este número del Boletín contamos con un artículo de la Dra. Mª Luisa Antelo Caamaño (May para los amigos), del CRT de Navarra, sobre los Sistemas de Calidad en la Transfusión. Aunque May necesita poca presentación, conviene recordar que ha vivido en persona el desarrollo de los SGC desde el Servicio de Transfusión, el Servicio de Apoyo a la Gestión Clínica y Continuidad Asistencial y el Centro de Transfusión. Os recomendamos leerlo, porque ha inspirado este editorial y sin duda ilustrará muchas horas de trabajo futuras.

Muchos hicimos la gestión de la calidad una parte importante de nuestro quehacer profesional de forma sobrevenida, sin tener ninguna formación específica previa, puesto que la mayoría éramos hematólogos, analistas, enfermeras o técnicos recién terminados... y era el único trabajo que se nos ofrecía. Quien esto escribe asistió a la primera sesión sobre ISO en 1995, mientras trabajaba de hematólogo en un hospital comarcal, invitado por el Dr. Victor Hermosa, entonces Director del BST Cantabria. La impartía Luis Ledesma quien tuvo una importancia trascendental en la implantación y difusión Gestión de la Calidad en el ámbito transfusional. No entendí gran cosa, pero me di cuenta de que por allí tendríamos que pasar tarde o temprano. Poco más de un año después me convertí en Responsable de Gestión de la  Calidad del BST Cantabria. Ortho Clinical Diagnostics apoyó a muchos a implantar ISO o acreditarse por CAT, proporcionándonos el apoyo y formación de Luis Ledesma, con su empresa Tecno Quality, y posteriormente de ayudarnos de nuevo con la aplicación BDI originada en el CRT de Murcia.

Nuestro desempeño en la gestión de la calidad ha sido en muchos casos voluntarista, formándonos de manera más bien informal, y con frecuencia simultaneando esta dedicación con tareas “más importantes”. También ha habido momentos de incomprensión por parte de compañeros, para quienes nos dedicábamos “a la burocracia” o en el mejor de los casos “al control de calidad”, mientras que otra gente hacía Hematología de verdad. Poco a poco, fueron surgiendo en los hospitales Departamentos de Calidad. El hecho de que sin nuestra tarea sean posibles logros como la certificación JACIE o EFI en los Servicios de Hematología y los beneficios asociados empezó a cambiar esta percepción.

Sin embargo, el mundo ha cambiado a la vez, en parte debido a otra revolución, en este caso tecnológica con la creación de las unidades de Terapia Celular Avanzada, que obligan a multiplicar los esfuerzos de acreditación hasta la saciedad. Con la progresiva y agresiva exigencia en la gestión de la calidad, la expansión de la certificación a otras áreas del laboratorio y clínica (unidades de ensayos, etc.), ya no se puede sostener el entramado a base de personas con buena voluntad, dedicándose a ello en ratos sueltos o de forma parcial. Incluso con el sistema informático de apoyo potente, ya no podemos funcionar como hace diez o cinco años. Vemos cómo muchas de las herramientas de gestión que tenemos (recogida de incidencias, acciones correctoras, indicadores…) ya no tienen tanta eficacia, que no podemos llegar a todos o al menos con la intensidad que era necesaria. Hemos levantado el vuelo, pero es difícil elevar nuestro nivel de calidad más allá de lo conseguido. Y si nos debemos ajustar a un standard GMP parece que todo puede complicarse aún más.

Necesitamos profesionales de la gestión de la calidad dedicados a esta tarea, no hematólogos “prestados” hasta que les salga otra cosa, sino profesionales con capacitación específica, a quienes se adjudique la autoridad organizativa necesaria. Necesitamos dedicar recursos de forma estable y reglada, sobre todo en formación del personal, más allá de los ratos robados con esfuerzo. Necesitamos cada vez más apoyo en la documentación de los procesos. Se necesitan ámbitos de análisis de la información a nivel micro, meso y macro dentro de cada organización, que sirvan para proponer medidas de mejora significativas.

Esto en sí mismo parece sencillo, pero supone la creación de categorías profesionales nuevas como los gestores de calidad o de proyectos (algo apenas contemplado en la legislación), la implantación de sistemas de recogida y transmisión de la información mucho más eficaces, etc. Supone que los órganos de toma de decisión asuman de una vez por todas que la gestión de la calidad no se trata de algo que se hace para “tener un papel” sino porque es una herramienta fundamental en la gestión de cualquier industria o servicio.

Es preciso que los Departamentos de Calidad de los hospitales se doten de más recursos y apoyen decididamente nuestras actividades. Es preciso también que las entidades acreditadoras y certificadoras adapten su papel institucional y colaboren en la tarea. La creación de estándares deberá tener todavía más en cuenta la situación real sobre el terreno, la comunicación con los implicados, y reforzar los aspectos pedagógicos de los estándares y su implementación, no sólo el cumplimiento formal.

Todo esto supone un nuevo cambio cultural en nuestras organizaciones. A estas alturas ya sabemos que estos objetivos no se pueden conseguir de un día para otro, pero sí se puede con voluntad personal, voluntad política y deseo de mejora. Visto lo que hemos hecho hasta ahora, se puede afirmar que tenemos fuerzas y talento de sobra. Desde luego, yo he vivido todo eso en persona, y estoy convencido de que puede hacerse.

LOS SISTEMAS DE GESTIÓN DE LA CALIDAD (SGC), VISIÓN DESDE UNA TRIPLE PERSPECTIVA: Bancos de Sangre y Tejidos, Servicios de Transfusión Hospitalarios y Equipos Directivos. (Dra. Mª Luisa Antelo Caamaño. Banco de Sangre de Navarra)

Todos sabemos que la calidad es una realidad consolidada y bien fundamentada en el contexto de la medicina transfusional. Desde el PAVAS desarrollado en torno a los años 70 hasta los actuales sistemas CAT y JACIE, los hematólogos hemos sido pioneros en la implantación de los SGC dentro del campo de la salud.

Después de estos casi 50 años de recorrido, el impacto de la calidad en nuestro día a día podemos decir que cada vez es más importante. Sin embargo, su utilidad no siempre ha sido conocida ni reconocida.

El objetivo de este artículo es dar una perspectiva de los SGC desde los tres ámbitos asistenciales diferentes en los que he trabajado: el Servicio de Transfusión, el Servicio de Apoyo a la Gestión Clínica y Continuidad Asistencial y el Centro de Transfusión.

La primera idea clara que tiene que llegar a todos es que la implantación de los SGC es una exigencia que debe ser reconocida y apoyada desde los responsables de la alta dirección, que incluyen no solo a los jefes de servicio sino también a la dirección médica, la dirección de cuidados y la gerencia de los centros sanitarios.

En mi experiencia ese apoyo se puede y se debe concretar en acciones objetivas que hagan visible el apoyo del equipo directivo a cualquier iniciativa de los servicios que deciden comprometerse con la implantación de un SGC. La primera idea del equipo directivo de nuestro centro fue visibilizar estas iniciativas dentro de un apartado de puntuación extraordinaria dentro de los pactos de gestión anuales que están vinculados al desarrollo de la carrera profesional. Actualmente los pactos de gestión se intentan trabajar de forma coordinada para que los objetivos sean compartidos entre los equipos médicos y los equipos de enfermería. Los objetivos que los servicios plantean cada año en su SGC deben estar alineados con los objetivos de los pactos de gestión y mostrar una coherencia con las líneas de desarrollo y las prioridades de la organización. La participación directa de los equipos directivos en el diseño de los objetivos de los servicios es un marcador de madurez de la organización en términos de calidad.

Otro punto que identifica la implicación de la dirección con los sistemas de gestión de la calidad es que siempre hay un miembro del equipo directivo que asiste presencialmente a las auditorías externas de los servicios. Más allá de los jefes de servicio, la Dirección del hospital debe hacerse visible y sentirse copartícipe de los momentos clave en el desarrollo de los SGC; y uno de esos momentos son las auditorías externas previas a la obtención de una acreditación, certificación o recertificación.

La entrega de certificados por parte de la empresa auditora es un proceso participativo y celebrado que se concreta siempre en un acto público y se publicita a través del boletín hospitalario y/o en la prensa regional, haciendo visible su impacto para la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes.

En el caso de las certificaciones de los Servicios y Centros de transfusión, creo que los certificados también deben estar visibles en los boletines de las hermandades de donantes y en las páginas web, indicando su relevancia.

DIFERENCIAS: CALIDAD EN RELACIÓN CON LOS SERVICIOS DE TRANSFUSIÓN/BANCOS DE SANGRE Y TEJIDOS Y CALIDAD EN OTROS SERVICIOS ASISTENCIALES DE ÁMBITO HOSPITALARIO.

Los centros de transfusión han sido líderes en programas de calidad, pero tienen peculiaridades que en líneas generales facilitan su implantación con respecto a los servicios de transfusión. Y a su vez, ambos tienen ventajas en su nivel de implantación frente a otros servicios asistenciales.

  • Desde el punto de vista de los Servicios de Transfusión hospitalarios uno de los grandes retos es lograr la integración de los SGC con el resto de las secciones del servicio de Hematología y Hemoterapia. Con el tiempo, el esfuerzo inicial tiene un efecto de “contagio” o “efecto dominó” que ayuda a la difusión de la cultura de la calidad y de la mejora continua, pero de entrada la implantación es vista como algo “raro” y propio de los hemoterapeutas y que deben hacer porque están “obligados” a ello.

  • En el caso de los Centros de Transfusión la peculiaridad es que su misión no solo debe limitarse al desarrollo de su propio sistema de calidad, sino que deben velar por el desarrollo de estos sistemas en todos los servicios de transfusión que dependen de ellos. Debe existir una cohesión total entre los objetivos de los servicios de transfusión hospitalarios y los centros de transfusión autonómicos. Por otro lado, los CT deben ser un acicate para el cumplimiento de los programas de inspección de la administración pública.  El CT tiene que responder ante las auditorías externas de las empresas a quienes proveen de plasma para la industria fraccionadora por lo que tienen que velar por el cumplimiento de las buenas prácticas y para ello es recomendable disponer de programas específicos de formación en las mismas. Por último, deberían contar con el apoyo incondicional de las asociaciones de donantes.

  • En cuanto al desarrollo de programas de mejora continua en otros servicios asistenciales de ámbito hospitalario, el recorrido es mucho más corto en el tiempo y en ese sentido la experiencia vivida en la Hematología y Hemoterapia puede ayudar y aportar cosas. En general, los Servicios Centrales como laboratorios, farmacia, anatomía patológica y otros, suelen preferir abordar sus SGC a partir de la base de las normas ISO, bien sea la 9001:2015 o la 15189. En el caso de los servicios clínicos el abordaje de la calidad se hace más fácilmente desde una visión de proceso clínico que se apoya en el liderazgo concreto de las sociedades científicas. En estos casos el nivel de exigencia documental suele ser menor, pero en ambos casos el apoyo de la Dirección sigue siendo imprescindible.

Sin embargo, pese a las diferencias es mucho más lo que hay en común que lo que nos aleja. Entre todos podemos potenciarnos y compartir aprendizajes y experiencias. Es recomendable que la Dirección apoye la redacción de documentos comunes para todas aquellas áreas que sea posible (ej: impresos de definición de indicadores de calidad, formato de procedimientos y documentos de ámbito general).

Otra idea factible es la de crear grupos de responsables de calidad que puedan intercambiar entre ellos ideas y formas comunes de resolver los mismos problemas y facilitar la existencia de un “pool” de profesionales capacitados como auditores que permitan la realización de auditorías internas en servicios diferentes al suyo facilitando la objetividad de estas.

LA CALIDAD Y LA MEJORA DE LA ORGANIZACIÓN

Nadie puede discutir que la calidad es una herramienta que facilita enormemente la mejora de la organización. Cuando se redacta lo que se hace en el día a día, el abordaje no es igual que cuando esa información está simplemente en nuestra cabeza. Plasmar las actividades en papel ayuda a percibir las debilidades y está demostrado que reduce la variabilidad y por ende mejora la equidad en nuestro desempeño de las tareas sanitarias.

La costumbre de hacer algo no implica que se haga correctamente. Existe una cadena de deterioro “natural” que afecta a todas aquellas actividades que no revisamos de forma continua. De la misma manera que el lenguaje ha sufrido una evolución a lo largo de los siglos, las tareas que hacemos de forma rutinaria se van quedando envueltas por un “deje” de costumbre que en muchas ocasiones hace que se pierda u olvide parte de su significado, como pasa con algunas palabras.

Los procesos deben ser periódicamente revisados, validados y adaptados. La seguridad de trabajar partiendo de un procedimiento o una técnica que ha sido evaluada y completada con mejoras objetivas debe ser un objetivo clave para nosotros.

Esto significa que los programas de calidad tienen que estar bien planificados, es decir hay que dedicarles tiempo y pensar en ellos.  Pero, además, sus objetivos tienen que ser conocidos y respetados, deben convertirse en el motor que hace que cada día nos preguntemos en nuestro lugar de trabajo: ¿qué puedo aportar hoy? ¿qué hace que me sienta satisfecho con mi trabajo y que los pacientes/donantes estén mejor atendidos?

Por otro lado, se produce una comunicación enriquecedora, ya que, al conocer los procesos de los otros, puedo dar más sentido a los míos. Esta es una realidad que he palpado de forma muy clara en todos los servicios que han intentado hacer propio su Sistema de Gestión de Calidad más allá de “asumir” los procedimientos redactados por otros.

LIDERAZGO DE LOS SISTEMAS DE GESTIÓN DE LA CALIDAD

Un punto clave para que los Sistemas de Gestión de la Calidad mantengan su éxito y su utilidad en el tiempo es que exista un liderazgo claro de un responsable de calidad, pero que al mismo tiempo sea compartido con el resto de equipo. La visión y la misión del líder es orientar, facilitar y gestionar aquellas tareas que están más directamente vinculadas con el SGC.

Para poder realizar esto de forma adecuada es importante tener un conocimiento de lo que supone la gestión de la calidad, hay que fomentar el profesionalismo en los responsables de calidad y el sentido común. Si el SGC no te aporta lo que esperas o se entra en una dinámica que sólo promueve un exceso de documentalismo el sistema existirá, pero será mucho menos útil.

Para que todo esto sea factible, los profesionales que ejercen un rol de responsable de calidad deben tener en su actividad asistencial un “tiempo protegido” de dedicación. De la misma manera las actividades de registro deben ser integradas en las dinámicas cotidianas de funcionamiento de todo el personal como parte importante de su trabajo.

Por último, hay que decir que para que el liderazgo sea respetado, el responsable de calidad y el equipo directivo deben ejemplo de transparencia. Siempre hay que dar “feed-back” global a todo el personal además de hacerlo en el Comité de Calidad. Y al mismo tiempo, también tienen que asumir la toma final de decisiones. Las decisiones deben ser transparentes y consultivas, pero no se puede democratizar todo, los líderes deben asumir responsablemente la toma final de decisiones en puntos y objetivos concretos.

CÓMO IMPLICAR AL PERSONAL DE LA ORGANIZACIÓN

No existe una receta única que sirva para todos. En primer lugar, tenemos que dedicar un tiempo a conocer las características peculiares de nuestra propia organización y de las personas que trabajan en ella y esto es muy importante.

También es crucial compartir los documentos clave del SGC con tiempo suficiente antes de las reuniones, para recoger sugerencias y comentarios, ir a las reuniones con las ideas maduras, habiendo dedicado un tiempo a su preparación y con una actitud de participación activa y constructiva.

Hacer el análisis de riesgos es otro ejercicio que ayuda a la participación de la organización y quienes lo lideran deben recabar información de los que realizan los procesos en el día a día.

Por último, es necesaria la implicación multidisciplinar, todos deben tener la opción de verse representados, es muy recomendable que en las reuniones del comité de calidad se fomente una participación rotatoria de los profesionales de todas las áreas, incluyendo a facultativos, enfermería, técnicos de laboratorio, administrativos etc. Esta rotación también permite que un elevado número de profesionales conozca las dificultades de la gestión continuada y seria de estos sistemas y que entiendan y respeten la labor de quienes se dedican más tiempo a ellas.

PAPEL DE LAS CERTIFICACIONES ISO ¿CÓMO INTEGRARLA CORRECTAMENTE PARA QUE NO SE CONVIERTA EN UN TRÁMITE ADMINISTRATIVO?

La redacción de los procedimientos debe resultar una experiencia útil para todos los profesionales. Reducir la variabilidad en las actuaciones es un objetivo claro que se relaciona directamente con la seguridad de los procesos y eso es algo que le debemos a nuestros pacientes y donantes.

Para quienes empiezan en estos temas, es importante que los procedimientos una vez finalizados, se validen con alguien que no haya participado en la redacción. Hoy en día es muy útil y casi obligado hacer uso de las TIC o nuevas tecnologías e incorporar a nuestros procedimientos pantallazos y videos que hagan que las instrucciones sean amigables. Es llamativo como las normas ISO no exigen ya la redacción de un “Manual de calidad” como tal, pero si es muy recomendable intentar dibujar nuestros procesos utilizando herramientas clásicas como los flujogramas, que nos den una visión panorámica.

En definitiva, para que la documentación del SGC no se convierta en un mero trámite, debe aportar valor a los trabajadores y ayudarles a clarificar y unificar la forma de trabajo. En este sentido también hay que agradecer la disponibilidad de algunas herramientas o aplicaciones informáticas que facilitan mucho la gestión documental. Hoy en día, yo diría que para que un SGC tenga éxito en el tiempo, debe contar con un apoyo informático que facilite las labores clave tales como la gestión de incidencias, el control y mantenimiento de equipos, cálculo de indicadores de calidad etc. No es sencillo asentar todo el SGC en carpetas de documentación y desde mi punto de vista exige mucho mayor consumo de tiempo.

PAPEL DE LAS CERTIFICACIONES EN TRANSFUSIÓN SANGUÍNEA. ¿QUÉ MEJORAS CREES QUE DEBEN IMPLEMENTARSE EN NUESTRA ÁREA?

En el campo de la transfusión las certificaciones CAT y JACIE aportan un plus de valor añadido y de excelencia.  Además de homogenizar y dar una garantía de calidad y seguridad para donantes y pacientes, esas propuestas promueven una evaluación detallada de ítems que son muy propios de nuestro ámbito concreto de trabajo. De hecho, es muy recomendable que la Administración Pública promueva su obtención en todos aquellos centros que se consideren de referencia y/o que realicen procedimientos de alta complejidad y elevado coste y que haga depender sus autorizaciones en la continuidad de estas certificaciones.

Sin embargo, seguimos teniendo mucho camino por recorrer y me gustaría dejar para la reflexión de todos una serie de preguntas finales:

- ¿Por qué no hemos sido capaces todavía de homogeneizar nuestros indicadores y disponer de un “benchmarking” real entre Centros y Servicios de Transfusión?

- ¿Cómo podemos impulsar la mejora de nuestros sistemas de información?

- ¿Qué peso deben tener las Sociedades Científicas en el desarrollo de estos Sistemas de Gestión de la Calidad y cuál la administración pública?

- ¿Cómo debemos incorporar la calidad a la formación pregrado y postgrado de nuestros médicos en formación?

De lo que no hay ninguna duda, es que la transparencia y la exigencia de analizar metódicamente los resultados de nuestra actividad diaria, han mejorado notablemente tanto la calidad de los cuidados como la seguridad de los pacientes y los donantes que se confían a nosotros.

Autora: Dra. Mª Angeles Antelo

CRÓNICA DE SUCESOS: HEMATÓLOGO ENLOQUECIDO LANZA OBJETOS AL PÚBLICO DURANTE UN TALLER DEL CONGRESO DE SANTIAGO DE COMPOSTELA 2023

Aunque los Congresos de la SETS no se caracterizan precisamente por ser balsas de aceite en las que todo son flores y cumplidos, lo visto en el último Congreso de la Sociedad durante el Taller de “Patient Blood Management en plaquetas” superó con creces la credulidad de los asistentes.

Al iniciar su ponencia, la última del taller, el hematólogo en cuestión, Dr. Romón, con mirada vidriosa y actitud errática empezó a farfullar “aquí ganamos todos” “hay premio, no hace falta ganar en la votación” “esto va por la médula ósea” para a continuación ponerse a lanzar objetos que sacaba de una bolsa negra, aparentemente sin fondo, al público allí congregado, que asistía atónito al espectáculo.

Los objetos plateados (no hemos podido hacernos con ellos, pero al parecer eran Huesitos de la marca Valor de relleno surtido) eran lanzados con dudosa puntería hacia la sala desde el estrado cada vez que se pasaba de diapositiva, entre las carcajadas de una parte del público y los gritos no tan divertidos de quienes eran blanco de los proyectiles.

cabecera

Lo hemos visto: no es un mural de Bansky. Es el Dr. Romon haciendo “eso”

Finalizado el - por llamarlo a estas alturas de alguna forma – taller, los asistentes salieron despavoridos comentando entre ellos el suceso del día. Comentado el evento con la Dra. Ene del Hospital del Mar nos respondió: “La verdad es que tendría que haber lanzado en parábola en vez de línea recta y así se habría evitado el pánico entre el público. Un huesazo puede hacer daño, a mí casi me da”. El Dr Jose Luis Bueno del Hospital Puerta de Hierro también afirmó “me he tenido que tapar la cabeza con los brazos. Yo estaba delante y cada vez que lanzaba había peligro”. La Dra Silvia Monsalvo también tiene que contar “yo estaba en la mesa de ponentes y claro, a mí no me tocaba, y no sabía si reír o echarme a llorar. Pero esto tiene que ir al Boletín para que quede constancia. Qué papelón”.

El hematólogo en cuestión, arrinconado en el pasillo no quiso hacer declaraciones más que un breve y confuso alegato murmurando: “En aquel momento parecía una buena idea. Además, el hecho de que hubiera Huesitos de seis sabores me pareció policlonal y que podía corresponder a la serie eritroide, mieloide, plasmáticas, megacariocitos, osteoblastos y linfocitos”. Más tarde agregó “no sé qué me pasó, creo que me pudo la responsabilidad y se me fue un poco la cabeza o la olla, según se mire. Mi intención no era dañar a nadie, era sólo evacuar un poco de tensión al final del día. Con mi miopía quizás debería no tirar sino entregar, pero me venció el miedo escénico. No creo que repita, aunque sólo sea porque de esta no me vuelven a llamar para nada” “Sin duda un exceso de entusiasmo por mi parte, me he equivocado pido disculpas y no volverá a ocurrir”

Veredicto unánime de los entrevistados: “algo así no se ha visto nunca en un Congreso, y mira que hemos visto ponencias de todo pelaje”. “No sé cómo la SETS deja que haya gente así dando ponencias. Luego queremos que los jóvenes se interesen por la transfusión y terapia celular”. “Algo que no se va a olvidar fácilmente. Y si se enteran en otras sociedades científicas, vamos a ser la risión general”

Corramos un tupido velo. Lo que sucede en el Congreso, se queda en el Congreso. Por nuestros huesitos.

 

HABLAMOS CON UN RESPONSABLE DE UN SERVICIO DE TRANSFUSIÓN (Dr Rafael Parra, BSTC Vall d´Hebron)

En este número hablamos con el responsable del Servicio de Transfusión del Hospital Vall d´Hebron. Queremos agradecerle el entusiasmo y el grado de detalle de sus respuestas. Seguro que aprendemos algo y nos da alguna idea para nuestros propios Servicios.

  1. ¿Cuánto tiempo llevas Trabajando en el Servicio de Transfusión?
    Como “Cap de Centre” del Banc de Sang i Teixits (BST) en el Hospital Vall d’Hebron desde el año 2016. Anteriormente estuve desempeñando funciones como hematólogo en otros departamentos del BST, en el laboratorio de Inmunohematologia y como coordinador del BST en la Unidad de Hemofilia.

  2. ¿Cuáles son tus funciones?
    Mis funciones son las de la dirección del centro territorial del BST en el Hospital Vall d’Hebrón.

    El modelo organizativo de los servicios de transfusión en Catalunya es diferente del resto de comunidades autónomas. El BST es una agencia pública dependiente de la Conselleria de Sanitat de Catalunya cuya misión es garantizar el suministro y promover el buen uso de la sangre y los tejidos en Catalunya. Con el fin de garantizar una seguridad y calidad constantes en todos los procedimientos, el BST estableció un modelo “hub-and-spoke” para integrar los servicios de transfusión de la red hospitalaria. El edificio/núcleo central de procesamiento/laboratorio (hub) recibe las donaciones obtenidas en todo el territorio, centraliza el fraccionamiento y el suministro de los diferentes componentes sanguíneos, siendo también el laboratorio de referencia en inmunohematologia y HLA. Esta unidad central está conectada a una red de 12 centros territoriales ubicados en sendos hospitales de referencia (spokes) que obtienen donaciones de sangre y que también reciben y proporcionan los componentes sanguíneos para la transfusión (ver figura 1)

    El BST es el único centro autorizado en Catalunya para la donación de sangre. Suministra la sangre y hemoderivados a todos los centros sanitarios públicos y privados de Catalunya y es el responsable de la transfusión en los principales hospitales. Aproximadamente el 85% de la sangre transfundida en Catalunya se realiza bajo la responsabilidad del BST.

  3. ¿Podrías describir qué tipo de Hospital es el vuestro?

    El Hospital Vall d’Hebrón es un hospital terciario de alta complejidad, el mayor centro hospitalario de Catalunya. Dispone de 1100 camas. En el año 2022 se visitaron más de 1.2 millones de pacientes y hubo 67.157 ingresos. Se realizaron 29.751 intervenciones quirúrgicas y 427 trasplantes. En el Hospital Vall d’Hebrón trabajan más de 9.000 profesionales y cuenta con una investigación clínica muy desarrollada, con 1.300 profesionales dedicados a la investigación y más de 1300 ensayos clínicos en marcha.

  4. ¿Dónde se ubica el Servicio de Transfusión en tu Hospital?

    El BST está ubicado en el campus del Hospital Vall d’Hebrón, ocupando la planta baja del edifico de los servicios centrales/laboratorio (ver figura 2 e imagen 1)

  5. ¿Consta de área de Donación de Sangre y Aféresis? ¿De quién depende?

    El BST-Vall d’Hebrón dispone de un área para la donación de sangre, un laboratorio para la realización de las pruebas pretransfusionales y el almacenamiento de la sangre y tejidos y un área para la realización de aféresis terapéuticas. (Imágenes sala de donación imagen 2, laboratorio de transfusión imagen 3 y sala de aféresis imagen 4)

  6. ¿Tiene convenios con Hospitales Privados o Mutuas para la realización de pruebas inmunohematológicas?

    Nuestro centro tiene acuerdos establecidos para la dirección técnica del servicio de transfusión de 13 centros sanitarios privados así como es el centro de referencia para la resolución de problemas pretransfusionales y suministro de unidades compatibles para 18 centros privados.

  7. ¿Cuántos empleados sois? ¿Cuál es vuestra estructura de personal?

    En nuestro centro somos un total de 37 profesionales sanitarios. 4 médicos hematólogos, 1 facultativa coordinadora de ensayos clínicos, 1 médico para la sala de donación, 1 supervisor de enfermería, 22 enfermero/as, 4 técnico/as de laboratorio, 2 auxiliares sanitarias, 1 auxiliar administrativa y finalmente 2 técnicos para la promoción de la donación.

  8. ¿Cuál es vuestro Centro de Transfusión de Referencia y en qué os da apoyo?

    Mantenemos una estrecha relación con nuestra sede central tanto para la provisión de sangre y hemoderivados, tejidos y leche materna, como para la coordinación de las actividades relacionadas con la donación, transfusión o la terapia celular.

  9. ¿Cuántas unidades clínicas dependen de vosotros? ¿Cómo os relacionáis? (Comité de transfusión, reuniones de trabajo, información vía email etc…)

    A través de la actividad transfusional mantenemos una relación diaria con las unidades clínicas que requieren un soporte para sus pacientes, especialmente con las unidades con más actividad como las unidades quirúrgicas, urgencias, UCI o traumatología. Pero nuestra relación más estrecha es con las unidades de hematología tanto de adultos como pediátrica, en relación a la transfusión y especialmente por la actividad en terapia celular. Con estos servicios realizamos reuniones semanales para la planificación y evaluación de dichas actividades. Mensualmente participamos en el comité de transfusión hospitalario para la hemovigilancia y la evaluación de la práctica transfusional. También utilizamos otros canales de información como el e-mail,y desde la pandemia las videoconferencias se han consolidado como otro vehículo más de comunicación.

  10. ¿Cuál es vuestra cartera de servicios en la unidad?
    La cartera de servicios de las diferentes áreas de actividad es la siguiente:
    • Donación:
      Donación de sangre
      Donación de plasma por plasmaféresis
      Donación de plaquetas por plaquetoaféresis
      Flebotomias terapéuticas
      Donación de leche materna

    • Transfusión:
      Transfusión de sangre y hemoderivados
      Transfusión de componentes especiales: productos irradiados, productos CMV negativo, productos lavados
      Transfusión en circulación extracorpórea/ECMO
      Transfusión intrauterina/exanguinotransfusión
      Transfusión domiciliaria

    • Afèresis
      Obtención de progenitores hematopoyéticos en sangre periférica
      Linfocitoaféresis/CAR-T
      Leucoafèresis
      Recambio plasmático
      Recambio de hematíes/Eritrocitoaféresis
      Fotoaféresis extracorpórea “online”

  11. ¿Cuál es la actividad transfusional en los últimos años?

    Componente transfundido

    2019

    2020

    2021

    2022

    Concentrado de hematíes

    29.411

    28.377

    30.747

    31.553

    Plaquetas

    8.033

    6.999

    8.462

    8.524

    Plasma

    4.975

    4.665

    3.815

    4.477


    Salvo el primer año de la pandemia COVID, la actividad transfusional mantiene una tendencia creciente en nuestro centro. A pesar de las iniciativas de “Patient Blood Management” (PBM), el aumento de la actividad quirúrgica/trasplantes y las terapias más agresivas y pacientes cada vez con mayor edad explicarían este aumento en los requerimientos transfusionales.

    Un aspecto cualitativo importante en la transfusión en estos últimos años ha sido la demanda transfusión de plasma convalescente/vacunal en pacientes inmunodeprimidos. Después de las incertidumbres iniciales sobre la eficacia del plasma convalescente en el tratamiento de la infección COVID, nosotros hemos podido comprobar una eficacia en el control de la infección especialmente en pacientes inmunodeprimidos tras la administración de plasma convalescente/vacunal. Durante el año 2021, 9 pacientes recibieron un total de 22 unidades de plasma convalescente, mientras que en el año 2022 entre 52 pacientes recibieron 65 unidades de plasma convalescente/vacunal.

  12. ¿Disponéis de banco de tejidos propio?

    El BST es el único banco de tejidos autorizado en Catalunya. Funciona también con un modelo “hub-and-spoke” similar al de la transfusión sanguínea. Durante el año 2022 se implantaron en el Hospital Vall d’Hebrón 120 piezas de tejido osteomuscular, 661 unidades de hueso liofilizado, 163 corneas y tejido ocular, 9 piezas de tejido cardiovascular (válvulas y arterias) y 372 cm2 de piel.

  13. ¿Disponéis de Aféresis terapéutica y /o Terapia celular dirigida? ¿Cuál es la media de procedimientos anuales? ¿Atendéis a pacientes en edad pediátrica?

    Actividad aféresis

     

    Año 2022

    Procedimiento

    Total procedimientos

    En pacientes pediátricos

     

    Aféresis de progenitores

    72

     

    8

     

    Linfocitoaféresis/CART

    81

     

    5

     

    Recambio plasmático

    75

     

    0

     

    Recambio de hematíes

    74

     

    56

     

    Fotoaféresis “on-line”

    368

     

    170


    La obtención de progenitores hematopoyéticos de sangre periférica se inició en nuestro centro en el año 1994. Posteriormente se incorporaron otras modalidades de aféresis terapéutica como el recambio plasmático, el recambio de hematíes o la fotoaféresis extracorpórea “online”. Finalmente en 2019, tras la autorización del Hospital Vall d’Hebrón como centro de referencia para la terapia CAR-T, incorporamos la limfocitoaféresis/CAR-T, ya sea en el contexto de ensayos clínicos o posteriormente como terapia comercial aprobada. Durante estos últimos años hemos vivido una explosión de ensayos clínicos en terapia celular que requieren la obtención por aféresis de células mononucleares en sangre periférica. Hasta un 40% de los procedimientos de linfocitoaféresis los realizamos actualmente en el contexto de ensayos clínicos. La complejidad de dichos ensayos ha requerido la incorporación de profesionales con un perfil profesional orientado a la gestión y coordinación de dichos procedimientos.

    Atendemos tanto a pacientes adultos como a pacientes pediátricos, incluyendo a pacientes en edades tan temparanas como 9 meses. Casi la mitad de los procedimientos de fotoaféresis los realizamos en pacientes pediátricos. Además, un número creciente de pacientes con drepanocitosis se están incluyendo en programas de eritroaféresis periódica.

  14. ¿Cómo desarrolláis la Hemovigilancia en vuestro centro? ¿Contáis con personal específico?

    La hemovigilancia está integrada activamente en las diferentes actividades desarrolladas diariamente en el banco de sangre. Disponemos de la figura del enfermero/a de hemovigilancia que recoge de manera sistemática los efectos adversos de la transfusión (reacciones, incidentes y casi incidentes) y las complicaciones de la donación y los notifica al comité de transfusión del hospital y también al registro autonómico. Esta información nos permite aplicar medidas correctoras para mejorar los procedimientos de trabajo y evitar la recurrencias de ciertos errores.

  15. ¿Qué tipo de certificaciones y acreditaciones de calidad tenéis? ¿Os costó mucho conseguirla o mantenerla?

    Actualmente tenemos la certificación del sistema de calidad ISO-9001, la acreditación JACIE para la obtención por aféresis de productos de terapia celular hemapotoyética y la acreditación para los estándar en transfusión sanguínea del CAT.

    Las acreditaciones por las diferentes agencias de calidad requieren un esfuerzo continuado y una atención creciente para el mantenimiento de los estándares de calidad. Para conseguir la certificación CAT el año pasado tuvimos que incorporar nuevos procedimientos y validaciones para ajustarnos a los estándares de calidad exigidos.

    Las exigencias son cada vez mayores pero son necesarias para que los productos y servicios que ofrecemos desde el banco de sangre mantengan la seguridad y eficacia que donantes y pacientes merecen.

  16. ¿Cuáles son los problemas y retos fundamentales a los que os enfrentáis?

    La medicina moderna y también la hemoterapia está sometida a un cambio constante que se verá aumentado en los próximos años con la incorporación de nuevas tecnologías, incluyendo, como no, la inteligencia artificial. Seguramente tendremos que adaptar nuestra rutina de trabajo y nuestras habilidades a esta nueva realidad. En este sentido, el BST está desarrollando un programa de inteligencia artificial aplicado a la programación de las campañas de donación para optimizar los recursos a la vez que aumentar los índices de donación.

    La disponibilidad de los perfiles profesionales habituales en el banco de sangre (médico hematólogo y enfermera/o) es cada vez menor. Por otro lado aparecen nuevas actividades con una mayor especialización o que requieren un perfil profesional diferente: técnico de laboratorio, coordinador de ensayos clínicos, calidad, bioinformática, gestión de la información…En el futuro diferentes profesionales se incorporarán en el banco de sangre para atender la complejidad y los retos de la hemoterapia de los próximos años.

    Pero el reto de mantener las donaciones y el stock de sangre en niveles de autosuficiencia seguramente continuara igual en los próximos años. Además existe una conciencia cada vez mayor de la necesidad de incrementar la donación de plasma y reducir la dependencia de los hemoderivados importados de EEUU. El reto será incrementar la donación de plasma sin restar donantes a la donación de sangre.

    La incorporación de las medidas de PBM y de la transfusión basada en la evidencia debe ayudar a una práctica transfusional más racional y un ahorro de un producto vital pero siempre escaso. Por otro lado, la práctica actual de la medicina es cada vez más exigente en cuanto a la rapidez y complejidad en la provisión de productos y servicios. Esto puede suponer una amenaza a la seguridad de dichos productos y servicios por lo que un reto actual y futuro será la implementación de medidas para contrarrestar dicha amenaza. Los sistemas de seguridad transfusional con tecnología RFID, las neveras inteligentes, el desarrollo de una hemovigilancia proactiva y el aseguramiento de la calidad servirán para ofrecer una transfusión segura y eficaz en cualquier circunstancia.

    La terapia celular ha tenido un crecimiento exponencial en estos últimos años y se ha consolidado como una terapia con una gran expectativa de futuro. Recientemente hemos participado en un ensayo clínico de terapia CAR-T en pacientes con lupus lo que indica que seguramente este tipo de procedimientos se ampliará a otras patologías no neoplásicas. Los bancos de sangre de los grandes hospitales tendremos en los próximos años una actividad creciente en este campo, dando respuesta a la complejidad exigida por la industria farmacéutica para este tipo de procedimientos.

  17. ¿Cuáles son vuestros principales proyectos para los próximos cinco años?

    El BST se ha propuesto aumentar las donaciones de plasma y ha puesto en marcha el plan 25/50: conseguir 50.000 donaciones de plasma en el año 2025. En nuestra área de donación en el Vall d’Hebrón hemos iniciado campañas de información para el personal sanitario y hemos implementado medidas para captar nuevos donantes y aumentar su fidelización. Queremos promover iniciativas de PBM, aumentando la implicación del banco de sangre y los especialistas en Medicina Transfusional en el buen uso de los componentes sanguíneos en el hospital.

    La seguridad transfusional es otro de los objetivos siempre presentes. A corto plazo tenemos planeado incorporar neveras inteligentes en ciertas unidades como el área quirúrgica. Más a largo plazo, nos gustaría poder implementar la tecnología RFID para minimizar el riesgo de errores.

    En el campo de la terapia celular nuestra intención es continuar dando soporte a todas las iniciativas en desarrollo tanto asistenciales como de investigación y colaborar con las iniciativas de investigación básica del servicio de terapia celular central del BST. Finalmente iniciar líneas de investigación clínica sobre el uso de la aféresis terapéutica en adultos i en pediatría

  18. ¿Qué os diferencia de otros Servicios de Transfusión?

    La principal diferencia es el volumen de la actividad transfusional y la amplia variedad y complejidad de los diferentes escenarios clínicos. Atendemos a unidades de oncohematologia de adultos y pediátrica con certificación JACIE. La actividad de la cirugía del trasplante es intensa, con programas de trasplante ABO incompatible. Contamos con unidades ECMO de referencia para adultos y niños, una unidad de quemados y un trauma center de máximo nivel, entre otras unidades clínicas de referencia. Nuestro protocolo de transfusión masiva se activa unas 40-50 veces al año, aunque en otras tantas ocasiones la transfusión también es masiva aunque no se haya activado dicho protocolo.

    En nuestra experiencia, el soporte transfusional en ciertos tipos de trasplantes, como el trasplante pulmonar, es especialmente demandante en cuanto al número de unidades transfundidas. Pero el caso de transfusión más extraordinaria que se recuerda en la unidad es el un paciente sometido a un trasplante de cara. Dicho trasplante se realizó en 2015. La intervención duró 21h. Durante ese tiempo se transfundieron 134 concentrados de hematíes (CH), 62 unidades de plasma y 16 unidades de plaquetas. Durante las horas más intensas de hemorragia se transfundió a un ritmo de 1 CH/3.2 min. Es fácil suponer el estrés y las dificultades logísticas para atender tal demanda: disponer de las unidades de sangre y hemoderivados, darles salida, hacerlas llegar al quirófano, descongelar el plasma al ritmo necesario, mantener la transfusión para los otros pacientes…Pero al final se consiguió, el paciente sobrevivió a la intervención y el trasplante fue un éxito.

  19. ¿Cuál es vuestra principal fortaleza? ¿De qué estás más orgulloso?

    Nuestra principal fortaleza es el equipo humano de profesionales sanitarios que forman el BST-Vall d’Hebrón. Es un equipo experto y comprometido en ofrecer la mejor atención a donantes y pacientes. Es un grupo con espíritu crítico, trabajador y con la voluntad de adaptarse a los cambios y mejorar la práctica asistencial. Es para mí un orgullo pertenecer a este grupo. (Imagen grupo BST-VH))



cabecera

Figura 1: Organización BST



cabecera

Figura 2: Campus Vall d’Hebron

cabecera

Imagen 1: Banc de Sang i Teixits- Vall d’Hebron

cabecera

Imagen 2: Sala de donación

cabecera

Imagen 3: Laboratorio de Transfusión

cabecera

Imagen 4: Area de aféresis

cabecera

Imagen 5: Grupo BST-VH (parte del equipo)

33ER CONGRESO DE LA SETS

cabecera

Entre los días 8 y 10 de junio de 2023 celebramos en Santiago de Compostela el Congreso de la Sociedad.

No vamos a detallar los pormenores de cada parte del programa porque la mayoría se encuentra en el número correspondiente de Blood Transfusion, pero el contenido del cronograma es el que sigue

cabecera

Este es el primer congreso desde 2020 en el que la pandemia no se ha dejado sentir y el ambiente fue vibrante. La llegada al congreso fue un poco abrupta, dado que numerosos congresistas vieron sus vuelos aplazados o cambiados, y muchos llegaron un tanto azorados. Ha habido presencia de la Industria, con numerosas empresas (Diagast, Ferrer, GPI, Hera Scientific, Immucor, Jub Solutions, Macopharma, MAK Systems, Quidel Ortho, Radiologia SA, Roche, Sobi, Sanofi, Sysmex, Terumo y Therakos) que nos presentaron productos francamente novedosos y también han organizado simposios satélites.

Entre las tendencias del congreso, se ha visto un importante interés en todo lo relacionado con la terapia celular, así como con las aféresis. En general, todas las ponencias, posters y talleres (incluso en los que se han arrojado objetos al público) y han tenido un nivel elevado, en el que se ve que estamos produciendo ciencia independientemente, más allá de lo que se produce en otros países.

Llama la atención la incorporación de personal joven en todas las profesiones sanitarias, con un entusiasmo y convencimiento envidiables.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar el emocionado homenaje de toda la Sociedad a Eduardo Muñiz en su reciente anuncio de jubilación. Eduardo ha sido muchas cosas para la SETS y la hemoterapia española, no sólo por su papel como inmuno hematólogo, sino pionero e impulsor de la hemovigilancia, y un sólido vínculo de unión con los países hispanohablantes.

1ER CURSO GEA DE AFÉRESIS TERAPÉUTICA (PRESENCIAL Y VIRTUAL).

cabecera

Los días 11 y 12 de mayo se llevó a cabo el primer curso GEA de aféresis terapéutica. Este curso supone en cierta medida un punto de inflexión para el GEA, al ser capaz organizar con la Fundación de Hematología un curso muy ambicioso en cuanto a contenidos. El curso se ha podido organizar fundamentalmente gracias al esfuerzo de los organizadores y de la FEHH, lo que supone un logro adicional. Por otra parte, en el comité organizador figuran muchas de las jóvenes promesas de la aféresis española, muchas de ellas mujeres, que ya despuntan no sólo por su trabajo diario sino por sus publicaciones científicas. Ya no es noticia que las mujeres estén en igualdad de número con los hombres o los superen, no sólo en presencia sino en visibilidad.

El ambicioso programa abarcaba aspectos generales de la aféresis, progenitores y terapia celular, recambio plasmático terapéutico, otros posibles recambios plasmáticos terapéuticos, fotoaféresis y eritrocitoaféresis terapéutica. Finalmente, se comentaron los proyectos de futuro del Grupo y sus registros, así como las publicaciones realizadas por el Grupo en revistas científicas del primer cuartil.

Las pausas para el refrigerio, café, cena, etc. permitieron tanto el animado intercambio de información y notas científicas, como el iniciar, cimentar u profundizar los lazos personales que tan importantes son para el desarrollo de los grupos.

El curso, con contenidos tanto prácticos como teóricos de un nivel elevado, fue considerado un éxito tanto por los docentes como por los participantes. Con una inscripción de unas mil personas (consideremos que un congreso SETS tiene unas setecientas), se contaron casi quinientas conectadas online en momentos concretos, mientras que la sala de la FEHH, con casi cien personas de aforo estaba completamente llena. Es de destacar se contó con una amplia presencia de profesionales de enfermería y residentes, además de representantes de la industria. Resulta particularmente ilusionante la nutrida inscripción de compañeros latinoamericanos.

Los números que se reflejan en la tabla hablan por sí solos:

Número total de inscripciones

1022

Virtuales

930

Presenciales

92 (confirmadas 56)

Mixtas

68

Ponentes

24

Inscripciones por categorías

  • Enfermería: 306
  • No socio: 156
  • No socio latinoamericano: 233
  • Residente socio de SEHH/Aféresis: 102
  • Socio SEHH/Aféresis:128
  • Socio SETH: 10
  • Socio SETS: 51
  • Staff: 12

Queda por tanto abierta la puerta para futuros cursos que, si bien es difícil que superen el éxito de asistencia, seguro que sí repiten en interés. Entre las propuestas se encuentra el incluir temas y ponentes específicos de enfermería, así como abrir el espectro a la donación por aféresis. Sin duda, un éxito para el GEA.

Foto: foto final de curso con ponentes, asistentes y organizadores del Curso GEA de Aféresis Terapéutica

cabecera



CURSO DE PROMOCIÓN DE LA DONACIÓN

Los pasados 6 al 8 de Marzo de 2023, el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia (ICOMV), acogió en sus instalaciones un nuevo Curso Básico de Promoción de la Donación de Sangre. 30 años después de la última edición la Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular (SETS) entiende la necesidad de retomar esta importante iniciativa formativa.

En el curso participaron, como ponentes, destacados profesionales nacionales con experiencia en cada una de las materias de programa.

Desde su publicación despertó gran interés entre los profesionales españoles y acogió la inscripción de 43 profesionales;  40 de ámbito nacional a los que se sumaron 3 representantes del IPS (Instituto Portugués de la Sangre).

A la jornada inaugural acudieron la Presidenta del ICOMV, Dra. Mercedes Hurtado, el Presidente de la SETS, Dr. Luis Larrea y la Directora del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana, Dra. Cristina Arbona. En sus palabras de bienvenida e inauguración todos coincidieron en la necesidad de realizar este tipo de actividad para refuerzo e impulso de las acciones que se realizan para promover la donación solidaria de sangre en España.

El desarrollo de las actividades del curso estuvieron enmarcadas en la participación activa tanto de ponentes como de alumnos: ponencias, debates, talleres, etc.; lo que vino a generar una gran puesta en común del trabajo que cada uno realiza desde su diferentes responsabilidades en su centro de trabajo. Además se puso de manifiesto la necesidad de trabajar, juntos, de cara al futuro.

En el programa se diseñó para incidir en los principales problemas con los que se encuentra el promotor de la donación de sangre y dar respuesta a los mismos. Además se hicieron propuestas de futuro, se trabajó en el liderazgo y en posibles campañas locales e institucionales tanto de sangre total como de plasma. Se destacó la Inteligencia Artificial como herramienta de mejora de la gestión y planificación de las bases de datos resaltando que éstas últimas son esenciales en el manejo de la convocatoria de donantes.

Por último, reseñar que la encuesta de satisfacción del Curso arroja unos resultados que nos permiten proponer una nueva edición que pueda acoger a todas aquellas personas que quedaron en lista de espera.

Foto: foto final de curso con ponentes, asistentes y organizadores del Curso GEA de Aféresis Terapéutica

cabecera

GRUPO DE TRABAJO DE ENFERMERÍA SETS

Diego Cobo, Coordinador de este grupo, nos envía una importante información sobre este grupo, e invita a participar en él a todas y todos los profesionales de enfermería socios de la SETS.

La idea principal de este grupo es la creación de un espacio, dentro de nuestra sociedad científica, donde poder exponer nuestras necesidades, ideas, proyectos y dar a conocer el relevante papel de la enfermería en las diferentes áreas donde desarrollamos nuestra labor asistencial.

La enfermera está presente en todo el proceso de la donación: selección del donante, el propio acto de la donación, la recuperación tras la donación… además de otros ámbitos como la transfusión, promoción de la donación, los procesos de aféresis… Es esta versatilidad la que nos permite conocer de primera mano las necesidades de donantes y pacientes transfundidos y tener un amplio campo donde desarrollar proyectos científicos.

Los objetivos del grupo son:

  1. Visibilizar, impulsar y destacar el trabajo de las enfermeras de las áreas de donación, transfusión, promoción y hemovigilancia
  2. Crear alianzas/sinergias con otros grupos de trabajo de la SETS
  3. Implementar la figura de enfermera de práctica avanzada en donación, transfusión, promoción y hemovigilancia
  4. Fomentar la práctica enfermera basada en la evidencia
  5. Ampliar el conocimiento enfermero a través de la formación, la investigación y la innovación
  6. Fomentar la incorporación de enfermeras en el grupo de trabajo de enfermería de la SETS
  7. Crear un foro de discusión para facilitar el intercambio y la puesta en común de las diferentes experiencias y procedimientos desarrollados en los centros y servicios de transfusión a nivel nacional e internacional: trabajo en red.

En línea con estos objetivos, las propuestas y acciones que podremos ir realizando dentro del Grupo de Enfermería de la SETS pueden ser, entre otros:

  • Crear un manual de cuidados enfermeros al donante
  • Desarrollar cursos de interés para la enfermería avalados por la SETS: aféresis, hemovigilancia, donación…
  • Participar proactivamente en la creación de contenido para el Boletín de la SETS
  • Revisión/actualización de la guía de Transfusión de la SETS
    • Establecer reuniones con otros grupos de trabajo de la SETS y otras sociedades científicas

CENTRO DE TRANSFUSIÓN DE LACOMUNIDAD DE MADRID: 35 AÑOS SIENDO EL CORAZÓN DE LA REGIÓN

Nayra Ortega, Responsable de Comunicación Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid nos envía este reportaje sobre el desarrollo del CRT de Madrid, que celebra este año su 35º aniversario.

¡Enhorabuena, compañeros por todo el buen trabajo realizado!

El 6 de mayo de 1988 comenzó a latir el ‘corazón’ de Madrid y, 35años después, ese corazón continúa bombeando vida. El Centro de Transfusión es hoy un músculo que late con fuerza gracias al 1.861.975 de donantes que ha atendido durante estas tres décadas.

El Centro de Transfusión, que procesa anualmente 250.000 unidades de sangre, es la arteria principal de la sanidad madrileña al ser responsable de toda la hemodonación de la Comunidad de Madrid. Desde Valdebernardo se coordina toda la actividad relacionada con la promoción planificación de colectas, extracción de sangre y plasma dela Comunidad de Madrid. Así mismo, es responsable del procesamiento, análisis y distribución de los componentes sanguíneos a todos los hospitales de Madrid, tanto públicos como privados.

La labor del Centro de Transfusión es vital, asegurando la disponibilidad de los componentes sanguíneos que los hospitales necesitan cada día, ya que, llevado al extremo, sin sangre no hay vida.

Sus 220 profesionales trabajan de forma coordinada los 365 días del año para garantizar la seguridad de las donaciones y que la sangre se distribuya a los hospitales para poder llevar acabo, transfusiones, intervenciones quirúrgicas o de emergencia.

Para ello, y antes de que la sangre llegue al paciente, hematólogos, biólogos, técnicos de laboratorio, enfermeros, celadores…todos intervienen de una forma u otra garantizando los mayores estándares de calidad y seguridad.

Una vez que la sangre donada de toda la Comunidad de Madrid diariamente llega al Centro, pasa por la sala de fraccionamiento para separar los hematíes, plaquetas y plasma. La sangre se analiza en los laboratorios y si es apta, los componentes sanguíneos obtenidos de su procesamiento se almacenan por grupo sanguíneo y por orden de caducidad y se preparan para su distribución en función de la demanda de cada hospital. Escomo una cadena de distribución donde nada puede fallar. Y es que en el Centro todo se trabaja de forma coordinada. Si bien por un lado está la parte sanitaria por otro se complementa con la promoción y la comunicación.

La campaña ‘Madrid Dona Sangre’ es ya un referente en la donación con dos ediciones anuales, pero también se realizan otras campañas en diferentes épocas del año con el mismo fin, aumentar las donaciones: 'Vengas a lo que vengas ven adonar', 'Por lo menos dos veces al año', 'Lo importante no son los pasos que das sino la huella que dejas'.

El trabajo de todos ellos ha permitido durante sus 35 años de vida que se haya transfundido en la Comunidad de Madrid a 1.106.000 pacientes con las 4.700.000 unidades de sangre tan generosamente donadas en este periodo por los madrileños.

Pero si bien la sangre es el principal exponente del Centro de Transfusión, también se desarrollan otras actividades que alcanzan la misma importancia y que salvan vidas. Es el responsable del Banco de Cordón Umbilical de la Comunidad de Madrid, donde se conservan más de 8.000 unidades de sangre de cordón recogidas en las maternidades madrileñas y también desde 2019 cuenta con un Banco de Tejido Ovárico para uso autólogo. Además de esto, otro de los pilares del Centro son la captación y registro de donantes de médula ósea, la investigación y el fomento y promoción de la donación de plasma para la fabricación de medicamentos.

Aunque la donación de aféresis multicomponente lleva tiempo instaurada, en 2022 con el fin de caminar hacia la autosuficiencia en fármacos hemoderivados el Centro se unió al proyecto nacional impulsado desde el Ministerio de Sanidad para dar a conocer la donación de plasma.

Para ello, en febrero de 2023 ha puesto en marcha el denominado Tour Plasma, que bajo el lema ‘En tu plasma hay mucha vida’ recorre diversos hospitales de la Comunidad de Madrid para dar visibilidad a este tipo de donación. Seis hospitales son los que participan en una primera fase, pero el objetivo es que comience a andar en todos los centros de la red sanitaria madrileña y lograr así en 2027 el objetivo de 45.000 donaciones.

En lo referente a la donación de médula, el Centro ha registrado a 63.303 donantes de médula ósea. Lidera la captación de donantes el Equipo Médula, que desde hace años realiza campañas de sensibilización para sumar donantes en las Universidades de Madrid. Si éstos se animan a salvar vidas, se les extrae una muestra de sangre que posteriormente se estudia en el Centro de Transfusión para conocer el perfil genético HLA del donante, y esa información junto con los datos personales se incluyen en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO).

Con el lema ‘Somos el corazón de Madrid. 35 años bombeando vida’, este mes celebró su 35aniversario con un acto de agradecimiento a los hospitales de la región y a la Unidad de Extracción de Sangre de la Cruz Roja por su compromiso y apoyo con la donación. No hay que olvidar, que la labor del Centro no sería posible sin sus profesionales.

Además, 8 hospitales de la Comunidad de Madrid recibieron una mención especial en su categoría por número de donaciones y porcentajes de autoabastecimiento: Hospital Universitario Infanta Elena, Hospital Universitario Fundación Alcorcón, Hospital Universitario General de Villalba, Hospital Universitario de Getafe, Hospital Universitario de Móstoles, Hospital Universitario de Torrejón, Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y Hospital Universitario La Paz.

En más de tres décadas las cosas pueden cambiar, pero loque sigue intacto es el compromiso de todos los que forman el Centro de Transfusión y la eficiencia y solvencia en la gestión, garantizando siempre la actividad de los hospitales de Madrid, incluso en situaciones límites, enfrentándose a ellas de A la celebración de esta efeméride se unió el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, quien recibió un reconocimiento especial por parte de la Gerente del Centro, Luisa Barea, por su compromiso y apoyo con la donación durante sus años al frente de la sanidad madrileña. una forma excelente, rápida y eficaz, como fue en los atentados del 11-M, en la Pandemia de la Covid-19 o durante el temporal Filomena que mantuvo incomunicada toda la región en enero de 2021.

35 años bombeando vida y sumando esperanzas.

DIA MUNDIAL DEL DONANTE DE SANGRE: CELEBRACIÓN EN SANTANDER

El día 17 de junio se celebró en Santander, Cantabria, la Gala del Día Mundial del Donante de Sangre en la Sala Pereda del Palacio de Festivales de Santander.


cabecera

El consejero de Sanidad en funciones, Raúl Pesquera, fue el encargado de recoger el distintivo para la Consejería de Sanidad de Cantabria en un acto que tuvo lugar en el Palacio de Festivales de Cantabria, aprovechando que esta semana se ha celebrado el Día Mundial del Donante de Sangre.

Durante la entrega, Pesquera aprovechó para insistir en hacer un llamamiento a toda la sociedad para se incorpore la donación a la rutina de las personas. "Tenemos que aspirar a que la donación sea una acción habitual", ha explicado. "Hay que seguir lanzando ese mensaje", ha subrayado Pesquera.

El consejero, agradeciendo el reconocimiento, en su nombre y en el de todas las personas que sostienen el sistema público de salud, quiso compartir la distinción con todos los donantes, los "verdaderos protagonistas de este mérito". Además, aprovechó para reafirmar el compromiso de su departamento con todos los donantes porque, de todas las acciones que definen la solidaridad humana, "la suya es una de las más nobles y loables, un acto altruista, desinteresado y anónimo, que salva muchas vidas”.

Por último, Pesquera recordó que la sanidad necesita permanente renovación, actualización y abastecimiento de diversos productos y materiales, pero también necesita sangre y plasma, un componente que depende única y exclusivamente de la generosidad de los donantes, quienes, con sus donaciones, constituyen una pieza fundamental del engranaje "de esta magnífica maquinaria que es el sistema público de salud".

Un reconocimiento que Pesquera hizo extensible a la Hermandad de Donantes de Sangre, "por su extraordinaria labor", así como a los profesionales del Banco de Sangre y Tejidos de Cantabria (BSTC), "por el importante trabajo que realizan".

"La sangre es vida, nutre nuestro sistema sanitario y es fundamental en la atención a las urgencias y a las personas ingresadas, en las intervenciones quirúrgicas, en el tratamiento de determinadas enfermedades, o en la labor cotidiana en nuestro sistema sanitario".

Además de Raúl Pesquera, en el evento particó la alcaldesa de Santander, Gema Igual; la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón; el presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, Manuel Faustino Valdés; el presidente de la Asociación de Hermandad Donantes de Sangre de Cantabria, Gervasio Portilla; y la gerente de la Fundación Marqués de Valdecilla, Virginia García Hurtado.

A esta Gala del Donante, organizada por la Federación Española de Donantes de Sangre, en colaboración con el Gobierno de Cantabria y la Fundación Marqués de Valdecilla, y con el patrocinio de Janssen, han asistido también representantes de 11 Hermandades de Donantes de todo el país procedentes de Cataluña, País Vasco, Palencia, Valladolid, Cáceres, Avilés, Alicante, Gijón, Oviedo y Cantabria, para brindar un reconocimiento a los Grandes Donantes, aquellas personas que han alcanzado 75 donaciones, en el caso de los hombres, y 60 en el caso de las mujeres, en el año 2022.

La importancia de la donación para las terapias avanzadas

Durante el acto, la directora del BSTC, unidad que depende de la Fundación Marqués de Valdecilla, Cristina Amunarriz, ha insistido en la importancia de la donación para las Terapias Avanzadas, que "son hoy una realidad para pacientes hematológicos y oncológicos, y un proyecto realista para otras indicaciones".

Tanto Amunarriz como el responsable de Hemoterapia y Aféresis del Servicio de Hematología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Iñigo Romón, han hablado acerca de la evolución de la hemoterapia en su ponencia: 'Donación de Sangre, Práctica Transfusional y Terapias Avanzadas en Hematología y Oncología: del Donante al Paciente'. En este sentido, Amunarriz ha señalado que "los donantes han permitido alcanzar el conocimiento que nos ha llevado a las Terapias Avanzadas, y siguen siendo muy necesarios para que estas puedan aplicarse".

Por su parte, Romón ha manifestado que la transfusión es una tecnología "moderna" con poco más de un siglo de existencia y en la siguen desarrollándose nuevas líneas de trabajo. "Ya no basta con tener sangre suficiente, se trata de utilizar productos sanguíneos con las mejores características para cada paciente individual, en circunstancias que hagan que mejore la calidad de vida de los pacientes. No podemos olvidar que las necesidades de un bebé muy prematuro no son las mismas que las de un paciente con más de cien años. Ese es uno de los retos actuales".

En este encuentro, además, participó el jefe de Unidad para la promoción de la donación y extracción de sangre del Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos de Guipúzcoa y presidente de la Asociación de Donantes de Sangre de esa provincia, Sabin Urcelay, quien habló sobre el 'Pasado, presente y futuro del voluntariado en la donación de sangre en España'.

Tras las ponencias se procedió a la entrega de distinciones a Grandes Donantes y a Méritos Nacionales, galardones que se conceden anualmente. Cincuenta Grandes Donantes han recibido su distinción en Santander, de los 281 donantes que han obtenido este título honorífico en toda España.

Asimismo, este año se han concedido 13 Méritos Nacionales, que reconocen la implicación y colaboración de iniciativas, empresas, entidades y personas físicas en su labor en la donación de sangre. Los premios se han entregado a seis de ellos presentes en el encuentro: la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, el Ayuntamiento de Santander, Aislamientos Javier, Miguel Ángel Martínez Vilaplana, Foro Español de Pacientes y Secundino Sacristán paciente y a la vez voluntario entusiasta.


DESCUBRE LA NUEVA WEB DE LA SETS




 

SOCIOS PROTECTORES

cabecera


SÍGUENOS EN REDES SOCIALES
cabecera senep cabecera senep cabecera senep
Facebook Twitter YouTube

Este mensaje va dirigido exclusivamente a su destinatario, pudiendo contener información confidencial o privilegiada. Si el receptor no fuera el destinatario, rogamos nos lo comunique cuanto antes, pudiendo dirigirse a nosotros contestando a este correo.
No está permitido realizar copias parciales o totales de su contenido, ni su divulgación a persona diferente de su destinatario. Le informamos que sus datos están incorporados en un fichero de la SEI. La dirección electrónica de los destinatarios de esta comunicación ha sido facilitada por los propios interesados, sin embargo, rogamos nos comunique cualquier inconveniente que pueda tener usted con relación al envío de este mensaje.
Usted recibe este correo electrónico por qué se ha dado de alta en la SEI y su exclusiva finalidad es informarle de novedades relacionadas con el propia sociedad. En cualquier caso, de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 ejercer los correspondientes derechos de acceso, rectificación, portablidad, limitación del tratamiento, cancelación y oposición, dirigiéndose a la dirección siguiente: secretaria@sets.es o bien a la Calle Castelló, 128 - 7ª planta, 28006 Madrid